Expostas

El proyecto Expostas aboga por la reflexión sobre la imperiosa necesidad de re-apropiación del espacio público por parte de las mujeres, como artistas y como colectivo representado.

Que el arte urbano es una disciplina predominantemente masculina es algo que no sorprende a nadie. Es habitual, cuando preguntamos a un artista urbano sobre este hecho, que se encoja de hombros y responda con un apático “sí, es verdad”. De este modo, los miembros del colectivo aceptan, sin buscar explicación, que efectivamente resulta complicado encontrar mujeres que, en su campo, disfruten de su mismo nivel de reconocimiento. Si esta diferencia se debe a una cuestión de desinterés por parte de las potenciales artistas femeninas, o la una consecuencia directa del absoluto predominio masculino en el cerrado y cohesionado grupo de artistas urbanos, es un tema sobre lo que merece la pena reflexionar, si bien la respuesta parece clara. Y es que, ¿qué argumentos se podrían esgrimir, más allá del evidente: que el campo del arte urbano, como otras disciplinas artísticas, está predominantemente dominado por hombres? Y eso no se debe, desde luego, la que no existan excelentes mujeres artistas capaces de darles réplica: las obras de arte realizadas por mujeres representan el 65% del total de la producción del arte contemporáneo, mientras el mercado visibiliza mayoritariamente el trabajo de los hombres, según datos ofrecidos por MAV (Mujeres en las Artes Visuales) tras estudiar la presencia femenina en las últimas ediciones de ARCO. Así, lejos de reconocerse como creadora, la mujer parece quedar relegada al eterno papel de la musa inspiradora.

Por este motivo, es necesario reivindicar el papel de la mujer en la creación muralística internacional, no solo porque, como se ha indicado, existen grandes creadoras cuya labor merece ser reconocida, si no porque la única forma de aportar una visión femenina del mundo es hacerlo a través de los ojos (y las manos) de una mujer.

Y es que resulta no solo interesante, si no necesario, analizar cómo es abordada, tradicionalmente, la naturaleza de la representación femenina en el arte contemporáneo en general, y en el arte urbano en particular. La importancia de analizar la representación de la mujer en el arte urbano, y de buscar formas de figuración que contribuyan al empoderamiento de la mujer a través del arte, estriba en que las imágenes son eficaces herramientas de creación, reproducción y transmisión de significados. La construcción de la realidad conocida por el imaginario colectivo se realiza de manera conjunta a través de la aceptación de las imágenes transmitidas.

Así, el proyecto Expostas, en marcha desde el año 2017 en colaboración con la artista Vanesa Álvarez y el colectivo Til Diacrítico, consta, para cada una de las obras realizadas, de tres fases: documentación (recopilación de historias de vida de las protagonistas), registro (seguimiento gráfico y audiovisual del proceso) e intervención (traducción plástica del trabajo en forma de retratos a gran escala de las mujeres pertenecientes a los colectivos participantes).

Toda la información sobre este proyecto aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s